“La comisión del Procés Constituent es una pantalla más del videojuego del proceso catalán” Eva Granados

  • La portavoz del PSC en el Parlament “no ve en ningún caso un pacto en Madrid que incluya el referéndum” pero si al PSOE dispuesto a un pacto fiscal federal

Entrevista de Quico Sallés a Eva Granados a la Vanguardia, 31 de gener de 2016

eva_granados_80

Eva Granados (Barcelona, 1975) Portavoz del PSC en el Parlament su nombre se identifica con el sector más izquierdista del partido. Proviene de la cantera de la UGT y de la potente federación del Baix Llobregat. Mano derecha de Miquel Iceta, tiene claro que si hay referéndum será para la reforma constitucional y, en cambio, ve con optimismo un pacto fiscal federal. De la comisión del Procés Constituent sospecha que será poco más que “propaganda”.

Usted levantó la liebre de la reforma del PIRMI en la época del conseller Joan Mena, ¿qué le parece la reforma propuesta por la consellera de Treball,Afers Socials i Família, Dolors Bassa?

Para mí es un el PIRMI es muy importante. De hecho, sería por donde empezaría la actividad legislativa del Parlament, para garantizar las rendas en Catalunya. Con 668.000 personas sin trabajo y el 70% de éstas sin prestación, la renda debe ser la prioridad. La reforma pactada entre Mena y Alícia Sánchez Camacho, entonces líder del PP, continua vigente. Continuó con el pacto con ERC. El giro social no se notó. Por tanto, ¿qué es lo que quiere la consellera Bassa, marear la perdiz o quiere que la ley de renta mínima garantizada que ya esta en el Parlament tire adelante de manera urgente? Esperamos que nos lo diga. Estamos dispuestos a hablarlo. Deducimos que no es problema económico sino de voluntad política.

-Hablando de voluntad política, añadamos política ficción: si el PSOE gobernara en el Estado gracias de manera implícita a DiL o ERC, ¿qué rol asumiría el PSC?

Estamos en la oposición. CDC y ERC están con una hoja de ruta muy diferente a la que nosotros tenemos para Catalunya. No sé si harían algún replanteamiento… Nuestro papel es el diálogo y tender puentes. Hemos de huir de la política de frentes, de confrontar Catalunya con España. Hay que sentarse a dialogar.

-Y si hay que sentarse, ¿por qué no se sientan en la comisión del Procés Constituent?

Porqué esta comisión no es para dialogar o negociar es para escenificar los tempos de un proceso y de un mandato democrático en que nosotros no creemos.

-¿No tienen miedo de ser el único partido que no esté en esta comisión? ¿El PSC se puede autoexcluir de esta comisión?

Esta comisión debe hacer una propuesta en un tiempo indefinido a la Junta de Portavoces para que se lleven a término algunas iniciativas legislativas. Además en 30 días se habrán constituido las ponencias legislativas de la transición, cuando sólo se habrá reunido dos veces la comisión. Aquí hay algo que no cuadra. No puedes estar estudiando buenas practicas internacionales mientras se produce aquello que estudias. Esta comisión es un escenario del proceso que el Govern quiere pilotar… que hagan y deshagan con el mandato democrático que nosotros no reconocemos.

-¿Esta decisión no abona la tesis de aquellos que acusan al PSC de haber abandonado el catalanismo?

Practicamos un catalanismo incluyente. Para nosotros, el catalanismo no es igual a soberanismo. El catalanismo va más allá y ha sido siempre el que ha cohesionado el conjunto de la ciudadanía de Catalunya. Hablamos de un catalanismo federalista, de entendimiento, desde la diferencia, con el resto de los pueblos de España.

-¿Puede entender un votante tradicional del PSC el alejamiento del derecho a decidir, y que el PP se apunte a la comisión y su partido no?

Lo que vi en la sesión constitutiva es que el PP no fue a dialogar nada, sino a constatar que la comisión no le gustaba. Hemos de dedicar esfuerzos a buscar el entendimiento, el diálogo, una mejor financiación y autogobierno. Y no hacerlo a través de una comisión de estudio, que entendemos que han sido concebida para un objetivo que no es el encaje de Catalunya con España sino la propaganda o la exposición pública de cada uno de los minutos de este proceso que quieren llevar durante estos 18 meses. ¡Aún estar por presentar las conclusiones de la comisión del Derecho a Decidir de la legislatura pasada…!

-Donde su representante fue Ferran Pedret y no se cerró la comisión…

Y que por cierto, concluyó cuando el Govern decidió pasar pantalla. Nosotros no queremos estar en un vídeo juego donde pasan pantallas, queremos buscar el diálogo por todos los lados.

-Entiendo que usted interpreta la comisión como… ¿una pantalla más del video juego del proceso?

Es lo que nos han dicho es quienes lo pilotan. Nosotros quisieramos el diálogo o una mesa donde hablar de una mejora del sistema de financiación. Y posteriormente, negociar con Madrid una vez llegado a un entendimiento en Catalunya y con otras autonomías. O cómo revertir los recortes competenciales que ha hecho el PP o el cumplimiento de las 23 medidas que Artur Mas pidió a Mariano Rajoy. No creemos en la hoja de ruta ni en el unilateralismo para cumplirlo.

-Habla de modelo de financiación, en Catalunya se estuvo dos años negociando uno y, a pesar del apoyo del PSC, Madrid cerró la puerta en el 2012

El nuevo modelo, o Pacto Fiscal Federal o solidario es una asignatura en la que los partidos tendríamos que gastar más energías. Necesitamos saber el coste de las competencias transferidas, transparencia y la aplicación del principio de ordinalidad. Pero Puigdemont dice que no tiene ganas.

-¿Pero usted ve el PSOE dispuesto a un pacto fiscal federal?

Claro que sí. También lo reclaman Tximo Puig del País Valencià o Francina Armengol de las Illes.

– ¿No ve en ningún caso un acuerdo en Madrid que acepte el referéndum en Catalunya?

No, no lo veo en ningún caso.

-¿Por qué no?

Tenemos claro que la solución catalana pasa por una votación y en un referéndum. Pero queremos someter a votación una propuesta de encaje. No queremos situar independencia sí o no. Queremos someter a consideración de la ciudadanía una España federal. Si esto pasa mucha gente votarán afirmativamente. No queremos dejar a la ciudadanía que vote sí o que vote no a la independencia, queremos ofrecer una nueva propuesta. Es nuestra responsabilidad.

-¿Y si en este referéndum sale que no?

Estamos convencidos que la mayoría de la ciudadanía de Catalunya no quiere desentenderse del proyecto del Estado español. No creemos que la mayoría de la gente quiera marchar.

-El PSC resiste electoralmente pero cualquier tiempo pasado fue mejor…

Somos el partido de izquierdas mayoritario que no quiere la independencia de Catalunya. Somos socialdemócratas. Ahora bien hay que repensar la organización y nuestra conexión con la ciudadanía. Así hay que encarar el congreso.

-¿No corren el riesgo de convertirse en un partido metropolitano?

No es una mera cuestión territorial. Hay que articular más presencia en el territorio.

-Pero ya la tenían…

De acuerdo, pero ha habido una convulsión en este país. Hemos sufrido que la crisis, que nos ha pasado factura a todos, y la identidad hayan centrado el discurso político.

-¿No creen que otra izquierda, o el colauismo, les han robado la cartera del derecho a decidir?

Las izquierdas están en movimiento y tenemos mucho camino a recorrer juntas. Entré en política para defender la redistribución de la riqueza y la igualdad de oportunidades. Tenemos objetivos comunes con ERC o con CSQP.

-¿Pero no se arrepienten de dejar de lado la defensa del derecho a decidir?

No hemos abandonado el referéndum. Hemos clarificado en que momento y con qué contenido debe haber un referéndum en Catalunya. Una propuesta de un nuevo encaje constitucional. No me siento interpelada cuando dicen que hemos abandonado el referéndum.